Thermidor es el nombre del undécimo mes del calendario republicano francés. Se aplica al periodo de la Revolución francesa conocido como Convención termidoriana, por haberse iniciado con el golpe de estado del 27 de julio de 1794 (9 de thermidor del año III) que derroca a Robespierre.

La Langosta a la Thermidor, no tiene que ver nada con el tema revolucionario. La langosta Thermidor fue creada en 1894 en el restaurante Chez Marie (París, Francia), ubicado en las cercanías de la Comédie-Française donde se había estrenado en 1891 la obra Thermidor, del escritor Victorien Sardou aquel genio del melodrama. La representación creó tal escándalo que la disputa se trasladó al Parlamento francés. Pasaron 30 años para volverla a presentar.

La Langosta a la Thermidor, es un plato que está todavía sublimemente mayestático, en todas las cartas de los grandes restaurantes con todo derecho y a precio de oro. Se sirve en su caparazón cortada en dados grandes salseados con una reducción de vino blanco, fumet de pescado, jugo de carne con perifollo, chalotes y estragón. A esta salsa, se le agrega un poco de bechamel y mostaza inglesa y gratinada con queso parmesano. Como se ve, es un plato de bastante empeño típico de fin de silgo XIX.

Espero que esta columna no corra la suerte de Robespierre ni de Victorien Sardou, sino de La Langosta a la Thermidor, para chuparse los dedos!!!

Por: Gabriel Delascasas Herrera